La desmaterialización de acciones es un proyecto en el cual la BVPASA se encontraba trabajando desde hace unos años y esto ha sido posible gracias a las últimas disposiciones legales contempladas tanto en la Ley N° 5.810/17 de Mercado de Valores como en el Reglamento General de Mercado de Valores, emitido por la Comisión Nacional de Valores (CNV) en marzo de 2019, así como también la autorización otorgada por la CNV a la BVPASA en mayo de 2019 como Institución autorizada para llevar el registro de acciones escriturales.

El proceso de desmaterialización de las acciones de la BVPASA consistió en la modificación correspondiente en sus estatutos sociales y el rescate de las acciones físicas, las cuales fueron posteriormente anuladas y convertidas en acciones escriturales.

El Registro de Acciones Escriturales es una forma de representación de acciones contemplada en la Ley de Mercado de Valores, en el cual las acciones se inscriben en cuentas llevadas a nombre de sus titulares. Dicho Registro será electrónico y llevado por la BVPASA como Institución autorizada para llevar el registro de acciones escriturales, y las acciones se representarán por medio de anotaciones electrónicas en cuenta, para su negociación en el Sistema Electrónico de Negociación (SEN) de la BVPASA.

Tras a la aprobación en mayo del 2019 del Reglamento Operativo de la BVPASA con relación a las acciones desmaterializadas por parte de la CNV, las Sociedades Anónimas de Capital Abierto (S.A.E.C.A.) cuentan actualmente con la posibilidad de emitir acciones desmaterializadas a través de la BVPASA.
Los beneficios que trae aparejada la desmaterialización de acciones son numerosas, tanto para la emisora como el accionista, como ser la eliminación del título físico y los riesgos inherentes al mismo, la información actualizada que tendrá la S.A.E.C.A. sobre su capital accionario, y la mayor liquidez que tendrán dichas acciones en el mercados secundario gracias a la facilidad de su enajenación a través de Sistema Electrónico de Negociación (SEN) de la BVPASA.

La desmaterialización de las acciones tiene lugar en un momento más que oportuno, considerando que el Paraguay se encuentra a sólo un paso del grado de inversión, el cual una vez alcanzado, abrirá la puerta a grandes caudales de capitales en búsqueda de opciones de inversión.

La BVPASA agradece a la Comisión Nacional de Valores por facilitar y acompañar el proyecto de desmaterialización de acciones, y especialmente agradece a sus accionistas, quienes confiaron en el proceso y lograr de esa manera ser la primera sociedad paraguaya en desmaterializar sus acciones.

Por último, la BVPASA invita fervientemente a las S.A.E.C.A. a animarse a dar el gran paso para la desmaterialización de sus acciones y su negociación a través del Sistema Electrónico de Negociación (SEN) de la BVPASA, con el fin de seguir aportando para el desarrollo del Mercado de Valores paraguayo.