Son personas jurídicas, que en forma profesional y habitual realizan las operaciones de compra y venta de títulos valores a cuenta de terceros y también a cuenta propia.

Son funciones de una Casa de Bolsa:

a) comprar y vender valores por cuenta de terceros y también por cuenta propia, con recursos propios, en la bolsa o fuera de ella;

b) prestar asesoría en materia de valores y operaciones de bolsa así como brindar a sus clientes un sistema de información y de procesamiento de datos;

c) suscribir transitoriamente, con recursos propios, parte o la totalidad de emisiones primarias de valores;

d) promover el lanzamiento de valores públicos y privados y facilitar su colocación;

e) actuar como representante de los obligacionistas;

f) prestar servicios de administración de carteras y custodia de valores;

g) llevar el registro contable de valores de sus clientes con sujeción a lo establecido en la presente ley, o en las resoluciones que dicte la Comisión al efecto;

h) otorgar créditos, con sus propios recursos, únicamente con el objeto de facilitar la adquisición de valores por sus comitentes, estén o no inscritos en bolsa y con la garantía de tales valores;

i) recibir créditos de empresas del sistema financiero para la realización de las actividades que les son propias; y,

j) efectuar todas las operaciones y servicios que sean compatibles con la actividad de intermediación en el mercado de valores y que previamente y de manera general autorice la Comisión.